No retrases tu visita al dentista

Acudir pronto a la consulta puede resolver problemas futuros

Cuando tienes que acudir al dentista, ya sea por tu cuidado rutinario o por solucionar alguna situación incómoda mediante un tratamiento, puede que intentes retrasar el momento de contactar con la clínica para concertar la cita. Las razones más comunes ante esta forma de actuar es que no tenemos tiempo o que nos da miedo que el dentista nos haga daño durante el tratamiento. Pero evitar la visita tampoco es buena idea.

Posponer este cuidado dental puede convertir un problema menor en un gran problema. Las citas que podían ser breves, se convierten en largos ratos sentados en la silla del dentista con más trabajo que hacer y a un precio mayor. Y lo más importante, los daños a tus dientes pueden crecer significativamente.

Un pequeño agujero en una pieza dental puede ser fácilmente rellenada mediante un empaste. Si se convierte en un gran agujero, se requiere más trabajo para darle forma de nuevo al diente. Sin embargo, eso solo es un problema menor comparado con otro tipo de situaciones. Un ligero dolor de dientes que intentar ignorar, podría ser una pequeña fractura o un absceso. Las fracturas pequeñas se pueden corregir, pero si la fractura crece, es posible que lo que necesites sea que el especialista te coloque una corona en ese diente.

Un absceso puede ser tratado si se atiende en los primeros momentos de su formación. Si lo dejamos pasar puede llevar a un daño en la raíz y que tenga que ser operada también. La infección se puede propagar a otros dientes, lo que multiplica el daño. Estos tratamientos requieren mucho más tiempo que si se hubiera tratado el problema mucho antes.

Por eso, quizá estés posponiendo una limpieza dental rutinaria. Incluso si te cepillas bien, usas el hilo dental y te enjugas, necesitas una limpieza profesional de vez en cuando. La placa bacteriana que se queda en el diente, se endurece y se convierte en sarro que no puedes eliminar por ti mismo, si no que necesita herramientas de la clínica. Y eso se puede complicar si avanza en una enfermedad de las encías.

Finalmente, recomendamos no retrasar las citas. En algunos casos, evitar acudir al dentista por falta de tiempo puede significar que en el futuro necesitaremos mucho más tiempo para corregir la situación. Además, alargarás ese dolor innecesario en los dientes. Visita regularmente la Clínica Dental Barrutia para cerciorarte de que tus dientes están en perfectas condiciones y tienes una sonrisa perfecta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.