¿Es posible prevenir la gingivitis?

Es el primer síntoma de enfermedad en las encías

También conocido como enfermedad periodontal, la gingivitis consiste en la inflamación de las encías. Si no se trata, puede llevar a la pérdida del tejido de las encías, pérdida del hueso que suporta los dientes y, en algunos casos, la pérdida de dientes. Sin embargo, no todo son malas noticias. La gingivitis se puede tratar y, además, se puede prevenir.

Esta enfermedad suele tener sus causas en la placa bacteriana acumulada en las encías, generalmente debido a una higiene oral pobre. Un paciente con gingivitis tendrá las encías hinchadas y enrojecidas, por lo que es probable que sangren con los lavados o con el uso de hilo dental.

Se trata de un proceso muy sencillo, en el caso de la prevención. Consiste en la limpieza dental diaria y el uso de hilo dental para evitar la acumulación de placa y sarro. Además, será positivo seguir hábitos bucales sanos y visitar regularmente a tu dentista. Así, es posible detener la gingivitis antes de que se produzca y de que ocasione dolorosos problemas.

Pero también, el paciente puede elegir no acudir al dentista. En ese caso, la gingivitis puede traducirse en periodontitis tras un periodo de tiempo. Esto suele suponer un colapso del tejido de la encía y del hueso del diente. Hay algunos grupos de personas en los que es más común observar casos de gingivitis. Estos son los fumadores, las mujeres embarazadas o en la menopausia, las personas que sufren problemas del corazón, diabetes, epilepsia, las personas que tienen una infección de VIH y los que sufren malnutrición son los que más propensos a sufrir esta enfermedad en las encías.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.