El tabaco: una fuente de enfermedades

¿Qué efectos tiene el tabaco sobre la boca del fumador?
Recientemente, con motivo de la celebración del Día Europeo de la Peirodoncia, expertos en la materia de la relación del tabaco con las enfermedades periodontales y los efectos a nivel oral comentaron: “El efecto más grave a tener en cuenta es el cáncer oral, así como otras lesiones potencialmente malignas de la mucosa de esa zona. Además, el tabaquismo contribuye al desarrollo de los casos más graves de periodontitis y eleva el riesgo de periimplantitis”, explicó Regina Izquierdo, vocal de la Junta Directiva de la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA).

La SEPA y el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT) han elaborado un informe sobre Cesación Tabáquica y Salud Bucal para arrojar luz sobre los efectos nocivos de este hábito. En este documento también se dan recomendaciones para los profesionales de la Odontología. En concreto, se aportan aspectos esenciales sobre el abordaje del tabaquismo en la consulta, así como diferentes estrategias y protocolos simplificados con los que poder ayudar a los pacientes que quieren dejar de fumar.

Responden peor al tratamiento de implantación dental

En la Clínica Dental Barrutia, como todos los expertos dentistas, entendemos que la salud bucodental se ve claramente deteriorada por el tabaquismo. Según cuenta Adrián Guerrero, presidente de la SEPA, “un fumador tiene cinco veces más riesgo de tener periodontitis, patología que afecta a las encías y que, a su vez, eleva el riesgo de perder piezas dentales”. El tabaco constituye un factor de riesgo independiente para la aparición de enfermedad periodontal, habiéndose demostrado que los fumadores presentan entre 2,5 y 6 veces más riesgo de pérdida de inserción dental que los no fumadores.

“Además, numerosos estudios muestran que los fumadores tienen peor respuesta al tratamiento periodontal y peor cicatrización de los tejidos, así como una mayor tasa de fracasos en el tratamiento con implantes dentales y mayor riesgo de desarrollar infecciones alrededor de los implantes (denominado periimplantitis)”, afirmó Izquierdo. Por otra parte, la experta en periodoncia reconoció que “cuando llevas años trabajando en esta profesión y viendo bocas y dientes, es muy fácil darse cuenta de que el paciente es o ha sido fumador”. ¿Cómo? A continuación, describió los signos delatores:

• El tabaco produce muchas más manchas en los dientes que el café.
• La encía del fumador es más oscura. Es lo que se llama melanosis del fumador.
• En los fumadores de gran consumo y largo recorrido, es frecuente la pérdida de lubricación, provocando que la boca esté más seca.
• Parece ser que hay un aumento de las caries en los fumadores. Estas caries se dan en localizaciones que no son habituales y tienen una progresión más rápida. La causa podría ser una alteración del pH de la saliva.

Cuidado de la boca si fumas: la regla del dos

Como consejo para los fumadores que no se deciden a dejar el hábito, Guerrero señaló que “es muy importante llevar un cuidado dental diario, basado en la regla del dos. Hay que lavarse los dientes dos veces al día, durante dos minutos, utilizando dos métodos de higiene dental: un cepillo manual o eléctrico y hacer un cepillado interdental. Además, hay que acudir al dentista, siempre que sea posible, dos veces al año”.

La Clínica Dental Barrutia debe ser un punto de información para luchar por la cesación tabáquica. “Los dentistas pueden acceder a mucha gente, incluyendo a personas que acuden poco al médico”, indicó Regina Dalmau, presidenta del CNPT. La experta cree que los fumadores estarán receptivos a los consejos sobre los riesgos del tabaco y la cesación tabáquica que les den sus dentistas porque el gesto de acudir a su consulta ya implica cierta predisposición para cuidar la salud. Por otro lado, “esos mensajes de prevención por parte del dentista y el higienista dental les sorprenderán, ya que no esperan que allí se les hable de este tema”.

El presidente de la SEPA comenta que “en los casos en los que los fumadores acuden a la consulta a realizarse un tratamiento de implantes, el dentista tiene que informarles del riesgo de pérdida de más piezas si siguen fumando y de que si quieren que el implante sea eficaz, tienen que dejarlo”. Al fin y al cabo, de lo que se trata es de unir fuerzas en la lucha contra el tabaquismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.