Toda la verdad sobre los implantes dentales

La terapia de implantes ha evolucionado mucho desde que a mediatizados del siglo pasado empezaran a colocarse en la boca. Se ha mejorado las técnicas, los materiales y las tecnologías que hacen posible el diagnóstico y su colocación, y gracias a estos avances puede hablarse actualmente de tasas de éxito de un 95-97%.

Es decir, la terapia de implantes forma parte de los tratamientos habituales de la consulta odontológica, y la reposición de los dientes ausentes resulta cada vez menos problemática.

Por otro lado, el avance en las técnicas diagnósticas ha hecho posible una planificación tan pormenorizada de las intervenciones que se ha conseguido reducir en gran medida la severidad de las mismas y mejorar los procesos postoperatorios.

Si estás pensando en someterte a un tratamiento con implantes, hay muchas cosas que querrás saber antes de empezar. Desde la Clínica Dental Barrutia te respondemos algunas cuestiones:

¿Qué son los implantes dentales?

Los implantes son fijaciones de titanio diseñadas para anclar las coronas con las que pueden reponerse los dientes ausentes. Los implantes se fijan al hueso de tal manera que tras su completa cicatrización, pueden soportar cómodamente las fuerzas de la masticación.

Cuando se habla de implantes se hace referencia a dos partes: el implante propiamente dicho, que sirve de anclaje, y la corona, que es la parte del conjunto que imita al diente y que queda expuesta por encima de la encía. Ambas partes podrían compararse con las partes del diente natural: el implante es la porción que sustituye a la raíz, y la corona es la parte que sustituye a la parte visible del diente.

¿Para qué sirven los implantes?

Muchos pacientes nos preguntan en la Clínica Dental si tras perder un diente es conveniente reponerlo. La respuesta es claramente sí; mantener todas las piezas de la boca hace posible continuar con la función habitual de la boca y no deteriorar la masticación, la fonación y la estética.

Función masticatoria: Cuando se pierden uno o más dientes, el resto de los dientes de la boca se reajustan a las nuevas posiciones; se inclinan y se rotan, haciendo que las fuerzas de la masticación varíen. Es por esto que los dientes que se mantienen empiezan a hacer más trabajos del que les corresponde y a recibir fuerzas en direcciones inadecuadas.

Función estética: A nivel estético, la pérdida de los dientes es muy problemática, y acarrea problemas sociales y psicológicos para los pacientes.

Por todo esto, sin duda puede decirse que la pérdida dentaria debe subsanarse en el menor plazo posible, a fin de prevenir la aparición de todos estos efectos adversos.

¿Todos los implantes dentales son iguales?

No. Las partes de las que consta un implante, e incluso su aspecto puede ser parecido en cualquier marca, sin embargo, el tratamiento que se hace de los materiales al confeccionar el implante y la calidad del mismo varían mucho entre unas marcas y otras, y esto repercute en los costes del tratamiento.

La utilización de marcas y materiales de primer nivel hace que podamos ofrecer a nuestros pacientes en la Clínica Dental Barrutia un mejor pronóstico y una mayor duración de resultado del tratamiento.

¿Todas las técnicas para colocar los implantes son iguales?

No. Gracias al empleo de las técnicas de diagnóstico por imagen en tres dimensiones, la colocación de los implantes puede simplificarse mucho, y el abordaje quirúrgico puede denominarse como de mínima invasión”. Este tipo de intervenciones rápidas y sencillas hace que los postoperatorios sean leves, y el paciente pueda continuar con su actividad habitual desde el principio.

¿El resultado de los implantes es el mismo que el de los puentes o la prótesis removible?

No. Aunque los implantes reponen los dientes ausentes del mismo modo que lo hacen las otras dos opciones de tratamiento, los implantes proporcionan un beneficio indiscutible sobre el resto, ya que para su colocación dejan intactos los dientes adyacentes. El esmalte de los dientes vecinos no necesita ninguna preparación y no pierden resistencia, mientras que en resto de alternativas de tratamiento, se reponen los dientes ausentes apoyándose en los dientes vecinos, por lo que las probabilidades de que estos se deterioren son mucho mayores.

Al colocar un puente en vez de un implante, la carga al masticar se reparte entre las raíces de los dientes adyacentes, por lo que los dientes vecinos se sobrecargan desde el punto de vista funcional.

¿Cualquier especialista puede colocar implantes?

La terapia de implantes es responsabilidad del implantólogo, cuya formación y preparación le proporcionan el conocimiento para planificar, ejecutar y hacer el seguimiento a lo largo de los años del tratamiento con implantes.

¿Los implantes necesitan mantenimiento?

Por supuesto. A pesar de que el implante es un aditamento artificial, el hueso en el que se integran y la encía que tienen alrededor son tejidos vivos que requieren cuidados y mantenimientos de por vida.

Es imprescindible que en la consulta se le explique al paciente cómo debe limpiarse la zona en la que lleva colocados los implantes y la importancia de la asistencia periódica a los mantenimientos, para poder detectar cualquier cambio o problema que pudiera surgir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.