¿Cuándo comenzar con el tratamiento de ortodoncia?

Sin comentarios

Una pregunta muy frecuente en la consulta es: “¿cuándo debemos comenzar con el tratamiento de ortodoncia?, aún no ha terminado de cambiar los dientes de leche”.

La Asociación Europea (EOS), la Americana (AAO) y la Española de Ortodoncia (SEDO) recomiendan hacer la primera visita al ortodoncista en torno a los 6 años, evitando retrasarla más allá de los siete años de edad, momento en el que erupcionan los primeros molares permanentes y se establece la estructura básica de la mordida. A edades tan tempranas es muy probable que no sea necesario tratamiento de ortodoncia ni ortopédico, pero sí una detección precoz de malformaciones esqueléticas y dentarias que puedan interferir en el crecimiento normal del niño.

Es importante que esta primera consulta se produzca antes del final del recambio dentario por si existe algún desequilibrio en el crecimiento de los maxilares. Si es así debemos tener por delante aún crecimiento suficiente como para poder solucionar ese desequilibrio.

La importancia de la colocación de los dientes

Para poder masticar bien no sólo es necesario que nuestros dientes estén colocados correctamente dentro de su hueso si no que también es necesario que nuestros huesos hayan crecido de forma proporcionada.

Si no se detectan las anomalías que influyen en el correcto crecimiento y desarrollo de los maxilares, se provocan alteraciones en el crecimiento pudiendo producirse problemas esqueléticos como asimetrías faciales o mal posición dentaria, que pueden derivar en dolores musculares y articulares.

Para un diagnóstico completo es necesario estudiar los huesos, los dientes y la cara de cada paciente haciendo mediciones sobre todos ellos.

Y si se detectan alteraciones en el crecimiento deben realizarse tratamientos ortopédicos u ortodóncicos que nos ofrecen un pronóstico favorable con aparatología sencilla y muy poco tiempo de tratamiento. De no hacer el tratamiento; cuando el niño sea un adulto, puede derivar en tratamientos más complejos, largos y costosos como cirugía ortognática, extracciones de dientes y prótesis dentales.

Según la AAO, el tratamiento temprano es ventajoso por las siguientes razones:

  • Favorece un correcto crecimiento y desarrollo de los maxilares.
  • Corrige los hábitos de succión o deglución atípica.
  • Simplifica y a veces evita una segunda fase de tratamiento de ortodoncia.
  • Mantiene y/o proporciona espacio suficiente para los dientes definitivos.
  • Puede reducir o eliminar problemas respiratorios o del habla.
  • Corrige la compresión del maxilar superior proporcionando expansión y una correcta relación entre el maxilar y la mandíbula.
  • Reduce el riesgo de sufrir un traumatismo de los dientes prominentes.
  • Unos dientes ordenados funcionan bien y ayudan a masticar mejor.
  • Unos dientes ordenados son más fáciles de limpiar, ganando salud al reducir el riesgo de caries y evitar problemas en la encía.
  • Unos dientes ordenados son más estéticos, aportando seguridad al sonreír y mejorando el estado de ánimo y autoestima. Una boca sana favorece las relaciones humanas.

Dra. Esther Moreno García

Dra Esther Moreno Ortodoncista

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.