Reimplantes dentales: Cuándo y cómo se deben hacer

No Comments

Uno de los principales motivos de urgencia en la clínica odontopediátrica son los traumatismos en los dientes anteriores, los incisivos.

A veces, estos golpes desafortunados ocasionan la salida completa del diente fuera de su alvéolo (la zona del hueso en la que se encuentra), generando una situación de estrés, ansiedad y desconsuelo tanto para el paciente afectado como de las personas que se encuentren con él en ese momento, cuidadores, profesores, familiares…

Saber qué hacer y no perder tiempo, es decisivo para mejorar el pronóstico del diente, controlar la situación y minimizar el estado de ansiedad tanto del afectado como de su entorno cercano.

En este artículo vamos a dejar unas pinceladas para orientar sobre lo que hay que hacer antes de acudir al odontólogo de urgencia.

Cuando existe una caída o golpe fuerte en el que un diente se le sale de la boca al niño, lo primero que hay que hacer es mirar si es un diente de leche o definitivo:

  • Avulsión en diente temporal: si es un diente temporal el que se le ha caído, no hay que reimplantarlo, se lava bien la zona con suero, se le limpian las heridas del labio y encía, y se acude al odontólogo donde le examinarán, le harán una radiografía de control, le administrará antiinflamatorios, analgésicos y antibiótico si lo ve necesario, y le dará la pauta de revisiones posteriores. También le indicará cómo limpiar la zona lesionada con el fin de evitar infecciones posteriores.
  • Avulsión en diente permanente: aquí el tiempo que pase desde su salida del hueso hasta su reimplante es decisivo, así como el medio de conservación del diente.

Lo primero que hay que hacer es limpiar la zona con suero, coger el diente con dos dedos por la zona de la corona, nunca tocar la raíz y meterlo en suero, acto seguido, llamar inmediatamente a la consulta de su odontopediatra habitual y acudir de urgencia.

Caída de diente de leche | Clínica Dental BarrutiaUna vez en consulta, su odontopediatra limpiará la zona y reimplantará el diente suavemente en su posición, ferulizará y administrará antiinflamatorios, analgésicos y antibióticos si fuese necesario.

La limpieza en casa de la zona es fundamental con cepillo de dientes suave, gasas, y algún colutorio o gel de antiséptico que le recomiende el odontólogo.

Las revisiones posteriores irán destinadas a ver la evolución del diente, como ha unido al hueso, si existen reabsorciones de la raíz y control de su vitalidad para valorar si es necesario el tratamiento de conductos o no.

Por último, vamos a hacer un breve resumen de todo lo explicado con anterioridad. En caso de un traumatismo con salida de un diente de la boca:

  1. Buscar el diente y meterlo en suero (el odontólogo valorará si es temporal o definitivo).
  2. Limpiar las heridas y eliminar los restos de tierra o suciedad simplemente con agua o suero.
  3. Acudir inmediatamente a su odontopediatra habitual, el tiempo que transcurra es decisivo.
  4. Seguir todo el protocolo de medicación, limpieza de la zona y cuidados que os recomiende el odontopediatra.
  5. Acudir a todas las revisiones que os indiquen en la clínica dental.

Dra. Virginia Cazalla de la Parte
Dra Virginia Cazalla de la Parte Odontopediatria

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.