Ortodoncia en adultos

Sin comentarios
En la clínica escuchamos muchas veces a pacientes adultos decir que hace años sus dientes no estaban tan descolocados. Ven fotos antiguas y su sonrisa les parece mejor que la que tienen
ahora. Esto es sólo desde un punto de vista estético, si nos fijamos en la función seguro que también ha empeorado.

El apiñamiento, lejos de mejorar, con el tiempo empeora. Los adultos también pueden recurrir a la ortodoncia para corregir sus dientes y conseguir mejorar su sonrisa. Hoy día la edad no es un impedimento para iniciar un tratamiento de ortodoncia. Más bien el impedimento lo encuentra el paciente por su rechazo a verse con brackets y esto podemos solucionarlo con las técnicas de ortodoncia invisibles.
Los objetivos en el caso de un paciente adulto no son diferentes a cualquier otro paciente:

  • Eliminar el apiñamiento dental y corregir las rotaciones dentales para mejorar la salud de los dientes y encías.
  • Alinear correctamente los dientes, para conseguir una correcta función de masticación y mejorar la estética de la sonrisa, mejorando su apariencia y por consiguiente la autoestima del
    paciente.
  • En los casos severos, corregir las alteraciones esqueléticas con ayuda de cirugía ortognática.

 

 

Para poder tratar a un paciente adulto es necesario hacer un buen diagnóstico desde diferentes especialidades, ya que muchas veces requieren la coordinación del tratamiento ortodóncico junto con otros tratamientos restauradores o periodontales. Para poder mover los dientes es necesario que estos estén sanos y que el tejido a través del cual se mueven también lo esté.

Con los tratamientos restauradores resolveremos todos los problemas que afectan a los dientes propiamente dichos, como puede ser la caries. Y con los tratamientos periodontales, los que afectan a los tejidos de soporte del diente como es la encía y el hueso que está debajo de ella.

Con las técnicas de ortodoncia invisibles conseguimos mover los dientes hacia su posición correcta, mejorando la función masticatoria, no sólo la estética, que por supuesto también es
importante. No debemos olvidarnos que la boca es una articulación más de nuestro cuerpo y cuanto mejor sea su funcionamiento mejor para nuestra salud en general.

Los dientes se mueven gracias a unos alineadores invisibles que son unas fundas transparentes de quita y pon que deben usarse 22 horas al día y cambiarse cada 7, 10 ó 15 días dependiendo del caso. El hecho de poder quitarlos para comer y cepillarnos facilita mucho ambas tareas, aunque el paciente debe estar muy atento de cumplir las horas de uso. Para nuestra satisfacción, es frecuente escuchar a los pacientes adultos decir “estoy muy contento con el resultado, debería haberme tratado antes”.

Si tienes alguna duda sobre la ortodoncia en adultos o quieres iniciar un tratamiento de ortodoncia invisible no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

 

 

 

Dra. Esther Moreno

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.