Síndrome de hipomineralización incisivo-molar

No Comments

En las últimas décadas, cada vez es más frecuente recibir en nuestra consulta a padres preocupados porque a sus hijos le acaban de salir los incisivos y los primeros molares definitivos, con manchas que van desde el color blanco tiza a color marrón café con leche.

Este tipo de manchas, a los odontopediatras nos preocupan mucho, porque es un problema que no sólo afecta al carácter estético sino que es un problema de salud bucodental debido al mayor riesgo de caries que supone y también un problema de carácter funcional debido a la hipersensibilidad que conlleva.

¿Por qué mi hijo tiene manchas en los dientes?

Las causas que lo producen son muchas, de carácter sistémico y en su mayoría, muy difíciles de prevenir.

Estas causas ocurren durante la gestación o en los primeros años de vida del niño, mientras se está formando el esmalte de los primeros molares definitivos e incisivos que van a erupcionar alrededor de los 6-8 años de edad.

Podemos dividir estos factores que ocasionan las hipoplasias en incisivos y molares en tres grupos según el momento en el que ocurren:

• Factores prenatales: son los que ocurren durante el embarazo como fiebres altas de la madre, infecciones víricas, alteraciones nutricionales…
• Factores perinatales: son los que ocurren durante el parto o los debidos a niños prematuros.
• Factores postnatales: los ocurridos durante el primer año de vida del niño. Estos son mucho más variables como otitis de repetición, alteraciones en el metabolismo del calcio-fósforo, problemas respiratorios…

Las lesiones pueden verse desde simples cambios de color, son las indeseables manchas blanquecinas u oscuras, hasta leves o graves pérdidas de esmalte, lo que dejaría a parte de la dentina expuesta con una gran hipersensibilidad dental y el riesgo de caries que ello supone.

Síndrome hipomineralización | Clínica Dental BarrutiaEl tratamiento debe de ser lo más conservador posible, dependiendo del grado de afectación:

Tratamiento preventivo: estaría formado por programas de revisiones periódicas trimestrales con aplicación de barnices de flúor tópico y haciendo especial hincapié en la importancia de unas adecuadas técnicas de higiene.
Tratamiento restaurador: cuando exista pérdida de esmalte dejando la dentina expuesta. En este punto dependiendo del grado de pérdida del esmalte se restauraría con una corona preformada en los casos en los que exista una gran destrucción de casi todo el esmalte y una hipersensibilidad tan elevada que incluso hace imposible para el niño un correcto cepillado dental.

En los casos en los que el niño necesite llevar aparatología de ortodoncia, es importantísimo extremar las medidas de higiene y revisiones. En el caso en el que haya que cementar sobre esos molares o incisivos afectados, es recomendable hacerlo con cementos que tengan una alta liberación de flúor.

Dra. Virginia Cazalla de la Parte

Dra Virginia Cazalla de la Parte Odontopediatria

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.