Periodoncia

La periodontitis es una enfermedad de causa infecciosa que produce el sangrado de la encía, la pérdida de hueso de soporte de los dientes, movilidad y que puede tener como consecuencia final la pérdida dentaria.

Sin embargo, en la actualidad se sabe que el hecho de estar causada por bacterias -y no tratarse de un problema genético o un proceso propio de la edad como se creía hace años- hace posible su tratamiento, lográndose evitar la pérdida de los dientes en la mayoría de las situaciones.

La periodoncia que se realiza en la clínica de la Dra. Barrutia consiste en una limpieza bucal que elimine la placa bacteriana y el sarro. Lo más común es que se realice solo un raspado de la raíz del diente-. En caso de que se tratara de un caso más avanzado, habría que realizar una cirugía periodontal. Es posible que sea necesario regenerar el hueso perdido por la enfermedad.

El problema más común que lleva a la periodontitis es la gingivitis. Los mantenimientos periodontales van de tres a seis meses y se trata de visitas periódicas a modo de revisiones. Así es posible controlar la higiene y realice una limpieza bucal.

Un consejo

¿Cómo sé si necesito un periodoncista?

Las características clínicas que los pacientes con periodontitis pueden sentir son: sangrado de las encías al cepillarse, masticar o incluso a veces de forma espontánea, inflamación de las encías, halitosis, mal sabor de boca, supuración o incluso movilidad.

En ocasiones estos síntomas pueden estar camuflados por circunstancias puntuales, como puede ser el tabaco, que camufla la respuesta natural del paciente ante esta infección. A pesar de todo, tanto si notas alguno de estos síntomas como si no lo haces, lo ideal es que sea el periodoncista el que te confirme el diagnóstico y el tratamiento a realizar.

Algunas respuestas

Preguntas Frecuentes

¿Es lo mismo la gingivitis que la periodontitis?

No, no son lo mismo. Aunque ambas circunstancias asienten en la encía, la gingivitis es un proceso de índole exclusivamente inflamatoria, causado por la presencia de placa bacteriana, que revierte en cuanto se restituye la adecuada higiene oral, pero no cursa con pérdida de hueso. En la periodontitis, por el contrario, hay una pérdida de hueso de mayor o menor severidad, que una vez tiene lugar, es posible detener, pero no se consigue recuperar.

¿Tiene alguna relación con el tabaco?

Por supuesto. Sabemos que las causantes de la periodontitis son las bacterias, es por tanto, una infección. Sin embargo, el tabaco puede actuar a tres niveles: por un lado hace que las bacterias sean más agresivas, por otro hace que el paciente se defienda peor de su ataque, y por último, hace que la respuesta a los tratamientos sea menor. Conviene que dejes de fumar para colaborar al máximo con los tratamientos que te ofrece el periodoncista.

¿El tratamiento de la periodontitis es doloroso?

En absoluto. El tratamiento se organiza en un protocolo fijo, en el que siempre se empieza por un enfoque no quirúrgico, parecido a una limpieza, y en función de la evolución, se decide si es necesario llevar a cabo otras opciones terapéuticas.

Me han hecho otras veces el tratamiento, ¿por qué noto de nuevo los síntomas de la periodontitis?

Se trata de una enfermedad crónica, que aunque es posible frenar gracias al tratamiento, es imprescindible tener controlada de por vida. Eso no quiere decir que haya que repetir el tratamiento periódicamente, pero sí que una vez lo hayamos llevado a cabo, hay que supervisar periódicamente que no hay una recaída y podamos adelantarnos a su aparición mediante las visitas de mantenimiento periodontal.

Mi padre se quedó sin dientes siendo muy joven, ¿me quedaré yo sin ellos?

No. Actualmente se conoce a la perfección la etiología de esta enfermedad, y se sabe que sus causantes son las bacterias, no la genética. Si tu padre o tu madre padecieron este problema es bueno que revises tus encías, pero en absoluto te obliga a seguir la misma trayectoria que siguieron ellos.

¿Quieres tener la sonrisa de tus sueños?